martes, 3 de noviembre de 2009

Los simuladores, virus y bacterias


Una de las series que he estado siguiendo estos últimos meses es la adaptación mexicana Los Simuladoresde la serie argentina del mismo nombre. Cuatro individuos encargados de resolver problemas domésticos muy al estilo de misión imposible. Cada individuo trabaja según sus habilidades para resolver cosas que parecieran imposibles, desde una reconciliación amorosa, hasta dar una lección a estafadores. En el capítulo que sale hoy martes, por canal 5 de Televisa, aparece una introducción, donde en una tienda de la cadena Office Depot (¿cuánto costara esa publicidad?) los simuladores tendrán que crear las condiciones para que un empleado le declare su amor a una secretaria, “lo que hay que hacer para cumplir las leyes de la naturaleza”. Para este operativo se simula una condición de infección. El pretexto: un mensajero lleva un paquete a una de las oficinas, en su trayecto tiene contacto con las dos víctimas, el mensajero ha sido infectado con alguna sustancia que provoca graves daños a la salud. Aquí va la primera incongruencia. “El mensajero fue internado hace unos minutos por un cuadro severo de infección, producido probablemente por el virus Bacillus anthracis, mejor conocido como ántrax” (se puede escuchar antracius) en voz de Vargas, e inmediatamente después López otro de los personajes dice: “…este virus, necesariamente mortal es introducido a nuestro país…” dos veces en menos de 5 minutos la palabra VIRUS es relacionada con una bacteria, mientras sea una serie de ficción (ojo, nunca dije ficción científica) el problema no resulta tan grave, el problema real surge cuando no somos capaces de diferenciar un virus de una bacteria en la vida real, tal caso ocurrió con la gripe A H1N1, mientras la información era bombardeada por los medios, la mayoría de la población no sabía si se trataba de un virus o una bacteria, y resultaba fácil decir que la enfermedad la causaba una bacteria, cuando en realidad se trataba de un virus. ¿Qué quiso decir López con “necesariamente mortal”? Más adelante se menciona que se trata de una bacteria, lo que provoca que se trate de igual manera a los virus y a las bacterias. Es común encontrarse en los programas de televisión y en el cine, este tipo de problemas, pues la importancia no recae en la información tratada sino en el resto del argumento. El espectador puede pensar que el ántrax es un virus y que la gripe A es causada por una bacteria. Hace falta que en este tipo de programas un experto dé el visto bueno, después de todo los espectadores merecemos información verdadera aunque se trate de una serie de ficción. Es ahí donde los divulgadores de la ciencia podemos encontrar empleo, cuando la ciencia se tome en serio y no como un mero recurso que puede utilizarse creyendo que no causa daño la manera en cómo se utiliza, es posible que nos eduquemos en un ambiente de conocimiento científico. El solo hecho de cambiar la palabra virus por bacteria significa únicamente cambiar una palabra bisílaba por una trisílaba las dos siguen siendo graves, y su errónea utilización, más.

1 comentario:

sofia martínez dijo...

La serie Argentina fue bastante buena, pero como buena mexicana creo que la versión que se hizo acá me parece que vale pena y que logró tener muy buena aceptación. Además el elenco fue muy bueno; Tony Dalton, Arth de la Torres, Alejandro Calva y Rubén Zamora le pusieron ese toque de picardía que distingue a los mexicanos.