martes, 9 de marzo de 2010

El cierre del Museo de la Luz


Uno de los consejos más valiosos que he rescatado del libro antología de la divulgación es que hay que escribir solo cuando se tiene algo valioso que decir, pido una disculpa a los lectores de esta columna por la ausencia de información durante estas semanas, pues aunque había muchas cosas que decir, todas ellas valiosas, decidí dar un tiempo para recabar información y exponer nuevos temas. Se inicia una nueva temporada de Ciencia Beat con una noticia por demás importante, el cierre del Museo de la Luz, ya antes había dedicado una columna a hablar de la importancia de la exposición ahí montada. Como parte de los festejos del bicentenario de la independencia de México y centenario de la revolución, se planea montar una exposición en el recinto del Museo de la Luz dedicada a la constitución. No es que estemos en contra de dichos festejos pero parece ilógico que festejemos cerrando espacios dedicados a la cultura, la historia y la ciencia, sobre todo a la ciencia. Y ya que estamos con los festejos, porque no ponerse cursis, hace poco me llego un correo electrónico con una frase que decía más o menos así “el pasado es historia, el futuro es un misterio y el presente un regalo, por eso se llama presente” si bien no debemos echar en saco roto nuestra historia, pues ya saben lo que dice, “quien no la conoce esta condenad@ a repetirla”… si podemos más o menos intuir cual será nuestro futuro de seguir con el camino que llevamos y me salta una pregunta ¿Qué festejaremos en el 2110? ¿El recorte al presupuesto a la ciencia y a la educación, a la cultura? Es probable que el futuro no sea del todo un misterio, pero el presente es lo único que tenemos y podemos palpar, tenemos el museo de la luz, que pronto cerrara sus puertas por decisión de nuestro gobierno. Como divulgador es un hecho que me consterna, como ciudadano también, ese museo del que alguna vez hable en esta columna no lo volveremos a ver, quienes lo visitaron sabrán de que hablo, una pieza majestuosa en toda la extensión de la palabra, ya hay una gran movilización por parte de mucha gente, para muestra esta una página en Facebook y una más en Twitter, pero hace falta que muchos de nosotros nos demos cuenta de la importancia que radica en el hecho de conservar un museo dedicado a la divulgación de la ciencia, la cultura y la historia, ¿Qué es la luz? ¿Qué es el electromagnetismo? ¿Por qué vemos tal o cual color? ¿Qué es una lente? ¿Qué es un prisma? ¿Cómo viaja la luz? ¿Cuál es la diferencia entre luz y electricidad? Preguntas como esas son respondidas con una vista a este lugar. Quienes ya lo visitaron y se quedaron con ganas de regresar háganlo lo más pronto posible, y quienes aún no saben de qué les estoy hablando no duden en asistir, pues queda poco tiempo y es un gran presente que conozcamos lo que ahí se tiene. Doscientos años de ser orgullosamente mexicanos no solo significa apreciar nuestro pasado y nuestra historia sino también conocer lo que somos y lo que tenemos y preservarlo. A los que dieron la vida en la independencia y a los que murieron en la revolución estamos infinitamente agradecidos, y nosotros… ¿Qué tenemos? ¿Qué hemos hecho?
NO AL CIERRE DEL MUSEO DE LA LUZ.