martes, 5 de mayo de 2009

El Ojo del Huracan


Por fin han pasado los días críticos de la epidemia, pronto las actividades de todos los centros educativos se reanudarán con normalidad, pero: ¿Qué nos dejo esta crisis?
Nos deja una lección apropiada, y necesaria, nos da muestra de la falta de conocimiento que se tiene acerca de la evolución, acerca de la biología de los organismos, de las circunstancias, y de los cuidados a la salud. Los efectos que produjo la situación crítica de la epidemia, de una situación traumática, ante una enorme cantidad de información. Las emociones y estímulos que se vivieron de forma inesperada, provocan que cada persona reaccionara de manera particular de acuerdo con su historia, su estructura de personalidad y sus mecanismos de defensa.
Después de tanta información y tanta desinformación, lo necesario es saber, saber qué son los virus, por qué su peligrosidad, y para qué las medidas de seguridad. Desde el escupitajo en el futbol hasta el aislamiento de mexicanos en China, pasamos por la desconfianza hacia las autoridades de salud. Es cierto que el tiempo dará la razón a unos y condenará a los otros. Mientras eso ocurre es necesario llenarse de buena información, o información de calidad. Solo así podremos crearnos un juicio de valor, y no solo dejarnos llevar por lo que se dice por ahí.