martes, 1 de diciembre de 2009

La “Fucking Wrong Translation” (Traviesa Traducción Errónea)

Entre las múltiples actividades que se encuentran ya en la agenda de casi todas las personas con una computadora o con acceso a ésta nos encontramos a una de las mas ociosas, andar por la red en busca de “algo” lo que sea que sirva para acrecentar nuestro acervo lingüístico y cultural, me he encontrado con esta frase muy cómoda para describir a las traducciones en el cine, entre las películas que llegan del país vecino podemos clasificarlas en dos grupos, las subtituladas y las dobladas, las dos se asemejan en una cosa en particular, muchas de las frases no aparecen con la fidelidad que deberían, principalmente las groserías, y de estas la que menos se reproduce con lealtad es el vocablo “Fuck” y sus derivados, podríamos decir que es por respeto a los espectadores y no porque no se entendió a fondo lo que el escritor quería decir, lo que el actor quiso dar a entender o porque no existe una frase fiel en nuestro idioma, pero sin duda le resta interés e inclusive pierde gran parte de la esencia por no tener una traducción adecuada. Y esto me recuerda una conversación que sostuve hace relativamente poco con uno de mis colegas y amigos, al intentar explicar un suceso tal parece que el “teléfono estaba descompuesto” pues la idea se malintencionó al grado de hacer un artículo para una columna, al revisar el escrito me pude dar cuenta que es bueno y la analogía funciona adecuadamente pero no es lo que en un principio se quiso decir, con la ciencia sucede algo muy similar, en tanto que los científicos postulan una hipótesis ocurre que las palabras utilizadas no son en ocasiones las adecuadas o no reúnen las características para explicar la complejidad del tratado, mientras que al momento de ser leídas por una persona ajena al trabajo también puede haber una mala interpretación, luego si quien lo lee es un divulgador el trabajo resulta más complejo puesto que nos encontramos nuevamente con el problema de no tener las palabras precisas o que éstas resulten demasiado complejas para el publico meta.
¿Cómo es posible mantener una fidelidad al divulgar la ciencia? Aun parece ambiguo. Primero debemos hacernos de un vocabulario extenso y que este sea lo más cercano posible a la realidad, en la columna Para hablar bien de la revista Algarabía el autor nos da una clara muestra de que el lenguaje no ha cambiado por la simple razón de que ahora se utilicen frases que suelen ser inadecuadas en casi todos lados como el hecho de escuchar al chofer de microbús decir: “sí se recorre, de favor” finalmente no se trata de un cambio lingüístico sino de un solecismo que no es otra cosa que el mal uso de las preposiciones, el enunciado correcto debería ser “si se recorre, por favor”. La repercusión de esta oración es la misma, se diga cómo se diga, pero sin duda el hecho es que está mal dicha y aunque uno acaba recorriéndose, con el paso del tiempo dicha oración también irá cambiando, pero si esto ocurriera con la ciencia y su divulgación, en un tiempo relativamente corto estaríamos malentendiendo muchas cosas que podrían ser importantes o fundamentales para entender una teoría o un postulado, como dice Dawkins en El gen egoísta acerca de la profecía “he aquí que una virgen concebirá y dará a luz a un hijo… ” Al traducir equivocadamente la palabra hebrea “mujer joven” se produce una discrepancia. Este tipo de discrepancias sucede muy comúnmente con la mayoría de las obras científicas tal es el caso de Darwin, para la mayoría de las personas es muy común decir que puede haber dos orígenes posibles del humano, uno es que venimos de Adán y Eva según la religión cristiana, y la otra es que venimos del mono, para la primera no hay gran discusión en este escrito, en cuento a la segunda la discusión se termina cuando se aclara que hombre y mono descienden de un mismo ancestro común, otro de los errores de interpretación de la ciencia en la historia es que relacionamos al hongo nuclear o la bomba atómica con la ecuación más famosa de la historia < e="mc2"> o con Einstein, el cual no tiene una relación directa con tal suceso, pero así apareció en 1945 en la portada de la revista Time, de lo que sí es responsable el físico es de la teoría de la relatividad poco entendida pero muy mencionada por la gran mayoría, y respondo a mi colega y amigo esperando no que se retracte de lo que dijo que dije, sino tratando de que se entienda mejor mi postulado sin que se vuelva a malinterpretar como un acto de misoginia, y tomare primero una frase del científico judío, “es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio” y después un fragmento del guión de la película Deep Blue Sea (1999, director: Renny Harlin) donde:

<
- Son las cuatro de la madrugada –señala el cocinero.
- Lo sé –dice el ingeniero-. Una mala noche parece toda una semana.
- La relatividad…
- ¿A qué te refieres?
- A la teoría de la relatividad de Einstein. Si sujetas un cazo muy caliente, un segundo te parece una hora.
Si te acuestas con alguien que te gusta, una hora te parece un segundo. Todo es relativo.
- Estudié ingeniería en el Tecnológico de California, y es la mejor explicación de física que he oído.>>